domingo, 20 de abril de 2014

Las Teorías de Velikovsky - El Mito versus Las Matematicas

Fuente:

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/esp_ciencia_velikovsky08.htm

Información:

traducción de Adela Kaufmannversión original
del Sitio Web 
DreamScape

La explicación de las plagas de Egipto y la separación del Mar del Pasaje en el tiempo del Éxodo de los Israelitas como fenómenos naturales no es aceptado por el Dr. Immanuel Velikovsky. Él vio estos eventos como la primera manifestación de los estados tempranos de una catástrofe cósmica que golpeó la tierra entera, y qué alcanzó su cenit después de 52 años, cuando Josué persiguiendo a los el Cananitas, "el sol se detuvo en medio del cielo y no bajó aproximadamente un día entero”.

Un día, en algún tiempo a mitades del segundo milenio A.C., la tierra o dejó de rotar, o se inclinó sobre su eje. Por el avance de esta teoría y su explicación de la causa de los fenómenos, el Dr. Velikovsky lanzó un formidable ataque a los atrincherados dogmas de astronomía y geología. Él desafió la creencia de Newton en la ortodoxia general del universo, y propuso una herejía tan detestable para los científicos modernos como fueron las opiniones de Galileo y Copérnico a los eclesiásticos medievales. Los herejes ya no son quemados en la estaca; ellos o son ridiculizados o ignorados.

¿Por qué son las teorías de Velikovsky tan ultrajantes?

Si el sol se detuviera un día entero, se negarían las más fundamentales creencias de astronomía, porque se supone que la tierra siempre ha rodado del oeste al este y siempre le ha tomado 365 días, 5 horas, y 49 minutos para dar la vuelta alrededor del sol. Velikovsky afirma que los movimientos de la tierra han sido erráticos, que una vez dejó de rotar, y que, previamente, le tomaba solamente 360 días para completar su órbita.

Él cree que hace unos 3,500 años, la tierra fue afectada por la aparición, en el cielo, de un cometa gigante que eventualmente se convirtió en el planeta Venus. La proximidad tan cercana a la tierra de este cometa causó, en su primera aparición, ciertos fenómenos y, en su segunda y más cercana aparición, el efecto de día y noche prolongados en diferentes partes del mundo. El Dr. Velikovsky, un estudioso más no astrónomo, afirma haber encontrado tradiciones mundiales de estas extrañas catástrofes y una descripción de testigos oculares egipcios de las ocurrencias grabadas en el primer capítulo de la Biblia, el Éxodo.

La primera pista vino de los versos bíblicos que afirman que grandes piedras fueron lanzadas del cielo. Tomado en combinación con el Éxodo, estas afirmaciones implicaron un inusual estado de incidentes que, si fueran verdad, probablemente fueron atestiguados por otras personas además de los Israelitas.

Si un día se prolongara en una parte del mundo, un largo período de oscuridad debe de haber prevalecido en otra parte. Dr. Velikovsky encontró que había muchas tradiciones de oscuridad prolongada en el hemisferio occidental, y en la mitad oriental del el mundo, de un día de inusual longitud, ambos acompañados por historias de un cataclismo cósmico.

Estas extendidas tradiciones sugirieron que la tierra, a una fecha sin revelar, fue golpeada por alguna espantosa catástrofe, cuya confusa memoria había sido conservada en forma de mitos. Estos parecían revocar una batalla en el cielo, de la cual Venus, hasta aquí desconocido, surgió como planeta. Es una cuestión de mitos versus matemáticas.

Muchas de las tradiciones antiguas de los peruanos, mayas, y mexicanos de América fueron grabadas poco después de las conquistas españolas. Los anales mexicanos relatan que el sol no apareció durante una noche de cuatro-pliegues y que 52 años antes, había ocurrido otra catástrofe. Los mayas creían que algún tiempo en el pasado había habido un período en que el movimiento del sol había sido interrumpido, y las aguas se habían puesto rojas.

El sagrado libro de los mayas, el Popul Vuh, dice:
"Hubo ruina y destrucción... el mar se amontonó ... fue una gran inundación... las personas fueron ahogadas en una sustancia pegajosa que llovió del cielo... la faz de la tierra se volvió oscura, y la tenebrosa lluvia duró días y noches... y hubo entonces un gran fragor de fuego sobre sus cabezas ".
La población entera fue aniquilada. Otros mitos centroamericanos contienen historias de un diluvio de lluvia pegajosa de betún, del cielo; los hombres fueron asidos por la locura e intentaron escaparse albergándose en las cavernas, pero las cavernas se cerraron repentinamente. El cataclismo fue precedido por una colisión de estrellas y fue seguido de una inundación del mar. Los peruanos tenían tradiciones similares. Un patrón de leyendas sugiere que una catástrofe cósmica, que culminó en un largo período de oscuridad, acompañada por maremotos, huracanes y con la caída de rocas gigantes y lluvia sangrienta del cielo, precedieron la aparición de un nuevo planeta.

Fuera del hemisferio occidental había historias similares de un día prolongado. Las cronologías chinas informaron que, en el tiempo del Emperador Yaltou:
"El sol no se puso durante varios días; los bosques prendieron fuego, una alta ola alcanzando el cielo se vertió sobre la tierra".
El Altai Tatars habló de una catástrofe en la cual "la sangre volvió rojo al mundo entero". El Voguls de Siberia decía que "Dios envió un mar de fuego a la tierra ". Muchos antiguos mitos cosmológicos se refirieron a una batalla en el cielo en la que el dios planeta mata a un monstruo del cielo, normalmente un dragón o una serpiente.

Según los mayas:
"El sol se negó a mostrarse y durante cuatro días el mundo fue privado de luz. Entonces apareció una gran estrella, y se dio el nombre de Quetzacoatl".
Eso significa serpiente emplumada, un término que puede indicar un cometa con una cola. En otros mitos, la batalla era entre Bel y el Dragón, Marduk y Tiamat, Isis y Seth, Vishnu y la Serpiente, y Zeus y Tifón. En el mito griego, el acto final de la batalla celestial tiene lugar en el Lago Serbon, en las fronteras entre Palestina y Egipto.

En el EstadistaPlatón habla del " cambios en la subida y puesta del sol y otros cuerpos celestes, cómo en esos tiempos ellos se ponían en el cuartal dónde ellos ahora suben" y, “en ciertos períodos, el Universo tiene su actual movimiento circular, y en otros períodos rotan en dirección inversa”. A Herodotus le fue dicho, por sacerdotes en Egipto, que cuatro veces antes que Egipto se convirtiera en un reino,
"el sol subió contrariamente a su costumbre: dos veces él subió donde se pone ahora y dos veces se pone donde ahora sube" ahora.
Los chinos recuerdan que "sólo desde que ha ocurrido un nuevo orden de las cosas, ha sucedido que las estrellas se mueven del este hacia el oeste". Los Esquimales de Groenlandia creyeron que el mundo se había dado vuelta. Los aztecas de México, durante un largo período de oscuridad, se preguntaron desde donde reaparecería el sol de y se sorprendieron cuando subió desde este.

El Dr. Velikovsky cree que las plagas de Egipto, el pilar de nube de día y de fuego de noche, y la división de las aguas del Mar de Pasaje (la Biblia: El éxodo) era manifestaciones tempranas del contacto cuando la tierra fue barrida través de la cola del cometa. El polvo rojo y las piedras calientes descendieron en la tierra y dieron lugar a huracanes y maremotos.

El éxodo y el Papiro egipcio Ipuwer parecen referirse a la misma serie de eventos como están relatados en las tradiciones de otras gentes. A pasar la tierra a través de la cola del cometa (ahora conocido como Venus), el polvo rojo volvió rojas las aguas y las hizo impotables. El calor engendrado por su cercana proximidad causa que se propaguen a proporción febril los bichos, ranas, moscas, y langostas, las cosechas son destruidas por un granizo de fuego, la tierra se cubre en oscuridad, y, finalmente, un terremoto mata a muchos de aquellos que viven en las casas.

Si la teoría básica de Velikovsky es correcta o no, él hizo varias contribuciones al conocimiento histórico. Lo importante es que él ha mostrado la necesidad de utilizar los registros acumulados de experiencia humana.